8 Razones para dejar la leche de vaca y 7 Tips para conseguirlo

Si estás pensando en dejar la leche de vaca, conoce los motivos por los que  no te beneficia e incorpora algunos tips que te ayudarán a dejarla de forma fácil y sin carencias nutricionales.

¿Es aconsejable dejar la leche de vaca para mejorar nuestra salud? Desde siempre la leche de vaca se ha considerado como un alimento imprescindible para los niños, como motor de su crecimiento y para adultos, como único aporte de calcio posible. Cuando algo lleva tantas generaciones siendo parte fundamental de nuestra alimentación, lo normal es que cueste mucho creer que pueda ser nocivo. En los últimos años, con el aumento de casos de cáncer y de problemas digestivos se están realizando investigaciones que colocan a esta bebida muy abajo en la lista de alimentos beneficiosos para la salud.

A continuación 8 razones por las que esta bebida no es de la mejores que puedes tomar:

  1. La mayoría de las personas somos intolerantes a la lactosa sin saberlo. Nuestro intestino delgado produce una enzima que se llama lactasa y que se sintetiza en la infancia, esta enzima trabaja para que asimilemos la lactosa de la leche materna. Lo natural es que a la edad adulta hayamos dejado de beber leche por eso esta enzima se deja de sintetizar, así que no asimilamos la lactosa lo que nos provoca problemas digestivos.
  2. La caseína de la leche impide una buena absorción del calcio. La caseína es la proteína de la leche, y como todas las proteínas animales, hace que el PH de la sangre se vuelva ácido, así que el organismo para equilibrar esto, coge el calcio de los huesos.
  3. Aumento del riesgo de padecer alergias, asma, problemas de mucosidad e inflamación. Esto es debido a que la caseína es una sustancia muy densa que el cuerpo no puede eliminar, así que se va adhiriendo a los vasos linfáticos del intestino, causando inflamación y mucosidad y dando lugar a problema inmunológicos, alergias y asma.
  4. Puede alterar el sistema nervioso. La caseía se descompone en sustancias derivadas de la morfina, las casomorfinas, en el mismo tubo digestivo, por lo que tiene efectos sedantes y puede causar adicción.
  5. Contiene un porcentaje de grasas saturadas muy elevado.
  6. Contiene hormonas y antibióticos que se le han administrado a la vaca. Por este motivo, el consumo de leche de vaca se ha asociado a numerosos desórdenes hormonales que se han estabilizado al dejar de consumirla.
  7. Se asocia a casos de cáncer, sobre todo de mama, ovarios, útero e intestinos.
  8. Se asocia a algunos trastornos del aparato reproductor femenino, tumores, quistes, secreciones e infecciones vaginales.

A continuación 7 tips que te ayudarán a dejar la leche de vaca y mejorar considerablemente tu salud:

  1. Conoce qué alimentos contienen altos niveles de calcio, incluso más que la leche y pierde el miedo a no tener suficiente calcio en tu dieta: las almendras, las avellanas, las semillas sésamo, las verduras de hoja verde, las legumbres, semillas (girasol, lino, chia) pescado azul y marisco. Prioriza con las opciones vegetales ya que el exceso de proteína animal inhibe la absorción del calcio.
  2. Conoce las diferentes bebidas vegetales que sustituyen a la leche:
  • Bebida de coco; de textura consistencia y sabor parecido a la leche de vaca, es muy nutritiva y remineralizante. Puedes utilizarla para tus cremas de verduras.
  • Bebida de avena; es rica en fibra, de sabor suave y ligero dulzor. Puedes utilizarla para elaborar la bechamel.
  • Bebida de arroz; tiene un sabor más suave y un toque dulce. Es la más suave, recomendada para personas con un sistema digestivo más sensible.
  • Bebida de almendra; es rica en calcio y vitamina E, es muy cremosa y tiene un sabor más intenso.
  • Bebida de soja; esta es la menos recomendable ya que puede causar trastornos digestivos y no se digiere bien. Lo ideal es consumir la soja siempre fermentada.
  1. Prueba los batidos sin leche, añadiendo una leche vegetal.
  2. Cambia el café por las infusiones; el café inhibe la absorción del calcio, por lo que evitarás esta descalcificación y no necesitarás leche.
  3. Prueba los yogures vegetales.
  4. Condimenta tus platos con levadura nutricional; a los que sueles añadir queso, ya que esta levadura tiene un ligero sabor a queso y además muchísimas propiedades como: vitaminas del grupo B, folatos, tiamina, riboflavina, niacina, hierro, selenio, magnesio y zinc, es baja en sodio y grasa.
  5. Toma el sol; de forma moderada y sin poner en peligro tu piel. Tomar unos 15 minutos de sol al día te ayudará a producir vitamina D, que es la que ayuda a absorber el calcio.

El mundo vegetal te ofrece infinidad de fuentes de calcio, por lo que no hay que tener miedo a dejar la leche de vaca, siempre y cuando incluyamos en nuestra dieta todos estos alimentos ricos en calcio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba